Uno de los temas recurrentes al momento de querer aplicar tonos metálicos, hacer trabajos de rubios como balayage, baby lights o mechas, es la cuestión del proceso de decolorar el cabello. Toda una aventura tanto para el estilista como para el cliente que decide cambiar su look, sobre todo cuando se trata de la primera vez, pues existen muchas dudas y miedos a maltratar el cabello o dejar un resultado que no es el deseado. De ahí la importancia de realizar un diagnóstico capilar previo, pues así se podrá saber cuál es su estado, qué sí y qué no se puede hacer y cómo tratarlo de la mejor forma para afectarlo lo menos posible.

Ahora bien, empecemos por comprender lo que es un super aclarante o tinte 902 y 000 en la gama de Küül. Básicamente, podemos decir que se trata de un tinte de oxidación permanente como cualquier otro, pero, con la diferencia de que éste contiene una mayor potencia de aclaración que los demás, lo que lo hace ideal para procesos de aclaración en cabellos naturales, con lo que se puede lograr perfectamente reflejos sutiles, mechas, balayage o un estilo ombré.

Ojo aquí, es importante entender que cuando hablamos de cabellos naturales o vírgenes, nos referimos a aquellas cabelleras que nunca hayan pasado por procesos de decoloración, tintes, alaciados u ondulados permanentes, queratinas, o cualquier otro procedimiento que haya modificado la forma o el color de nuestro cabello natural. Entonces ¿Qué pasa con los cabellos teñidos y el super aclarante? ¿Son incompatibles? ¿Se nos caerá el cabello a pedazos si lo usamos en ellos? No necesariamente, sobre todo si solo se aplica con mucho cuidado en la parte de crecimiento, no obstante, nuestra recomendación se inclinará siempre a no usarlo de esta forma para evitar reacciones y resultados de los cuales nos podamos arrepentir.

Una vez que entendemos esto, descubriremos todo un mundo de posibilidades con el uso de los super aclarantes, pues con ellos, los resultados que podemos obtener al usarlos de forma correcta, pueden variar muchísimo, tomando en cuenta la selección del peróxido con el que se mezclen, la altura en la que se encuentra el cabello en el que se va a trabajar, e incluso, el tiempo de pose durante el que se deje actuar el producto.

Sin duda, una de las mejores alternativas para cambiar el look de esas clientas que le tienen miedo a la decoloración, pero que quieren algo diferente en su cabello.

No olvides que puedes encontrar más información sobre éste y otros temas de tu interés en todos nuestros espacios en línea. Encuéntranos en Facebook, Instagram, YouTube y en nuestra web como Küül Latinoamérica.
¡Síguenos!

Ver tutorial