1. Lo primero que debes saber es que, para proyectar en tu cabello cualquiera de nuestros tonos metálicos, siempre será necesario contar con una decoloración previa en altura 9 o 10.
  2. Todos los tintes metálicos, se trabajan con ayuda de peróxido y se aplican sobre cabello seco, pues se trata de tintes semi-permanentes, por lo que no lograrás tu objetivo aplicándolos de forma directa.
  3. Ahora bien, para lograr el resultado que deseas, es necesario tomar en cuenta tres factores: la etapa de decoloración (de 9 a 10), el tiempo de exposición (de 25 a 30 minutos) y el peróxido con el que se trabaje (de 10 o máximo, 20 volúmenes).
  4. Es importante que seas consciente que para lograr el tono metálico que tanto quieres, tu cabello necesita alcanzar el nivel de decoloración sí o sí, y que, es super válido que éste lo puedas realizar en más de una sesión, lo que permitirá eliminar mejor los pigmentos naturales y cosméticos que ya se encuentran en tu cabello y conservar en un excelente estado tu hebra capilar.
  5. ¡Usa siempre peróxido de 10 volúmenes! Mucha gente cree que usando el de 30 0 40 la decoloración será más rápida y la aclaración será mayor. Pero no es así. Podemos decir, que, en términos generales, todos los peróxidos contienen la misma cantidad de agua oxigenada (para aclarar el cabello), la cuestión es que entre más bajo sea el volumen del peróxido, el proceso será menos agresivo y la resistencia de tu cabello no se alterará de forma tan agresiva. Así que, aunque te lleve un poco más de tiempo, hazlo de esta manera.
  6. Previo y después de lograr tu tono metálico, asegúrate de que tu cabello se encuentre en las mejores condiciones. Puedes ayudarte de nuestros tratamientos para hidratar, tal como nuestro dos fases o nuestras mascarillas, que le aportarán a tu cabello ingredientes naturales para darle una mayor calidad.
  7. Listo, el color quedó precioso, justo cómo lo querías, y ahora ¿sabes cómo cuidarlo? No lo laves todos los días (alterna uno sí y otro no) y asegúrate de usar nuestro shampoo Color Me, que contiene agentes limpiadores mucho más suaves que los de los productos convencionales. Y ojo, por más rico que se sienta, olvídate de lavar tu cabello con agua caliente. Opta siempre por una temperatura más fría, eso evitará que el color desaparezca rápidamente.

No olvides que puedes encontrar toda la información sobre éste y otros temas a través de nuestra web y redes sociales. Estamos como Küül Latinoamérica en Facebook, Instagram y YouTube. ¡Síguenos!

Ver tutorial